Esta es la lápida y el monumento que encargó Dayana Jaimes para tumba de Martín Elías, en taller de Barranquilla

El monumento funerario fue instalado personalmente por su artesano en la sepultura del cantante, ayer domingo, en Valledupar.



Más de veinte días seguidos trabajando demoró el artesano del mármol Álvaro Vásquez para esculpir centímetro a centímetro la lápida y el monumento funerario donde reposa la fotografía del cantante vallenato Martín Elías, en su morada final, en el cementerio Jardines Del Ecce Homo en Valledupar.

El homenaje, en mármol negro, fue elaborado en el taller Coralmármol en Barranquilla e instalado en la tumba del artista este domingo en Valledupar. “La señora Dayana Jaimes vino personalmente a hacer el pedido y explicando específicamente lo que quería y cómo vio que somos personas serias y responsables confió en nosotros para realizar este trabajo”, dijo Álvarez a Zona Cero.


Álvarez tomó las medidas de la tumba y se encargó de tallar el hermoso mensaje que Dayana Jaimes, viuda del artista vallenato, quiso dejar plasmado en letras doradas, como homenaje para la posteridad:

“Es hermosa la vida cuando se vive para hacer el bien como lo hiciste tú. Un maravilloso esposo, mi apoyo y mi amigo incondicional. Excelente padre, entregado, lleno de amor por sus hijos, buen hijo, hermano, buen tío, buen nieto, buen primo y sobrino; el hombre del millón de amigos. Dejaste huellas y grandes enseñanzas en la tierra. Siempre serás recordado como El Gran Martín Elías Díaz Acosta. Esta tumba guarda tu cuerpo, Dios tu alma y nosotros tu recuerdo. Pasaste como una estrella fugaz en nuestras vidas, pero tu luz brillará por siempre en nuestros corazones”.
“Alma mía, en Dios solamente reposa, porque de él es mi esperanza” Salmo 62, 5.

“Descansa en el señor”.

“Tu esposa, tus hijos, tu familia y amigos, jamás te olvidarán”.


El monumento fúnebre también cuenta con una estructura en forma de casa, donde fue ubicada una fotografía de Martín Elías con un fotomontaje, en la que se aprecia la figura del cantante en las nubes y los rayos del sol. “Hicimos este trabajo con mucho profesionalismo y amor por lo que representa para los fanáticos del vallenato”, contó Vásquez.

En el taller de Coralmarmol, ubicado en la carrera 38, el trabajo se elaboró con total discreción y privacidad y fue empacado, parte por parte, en una camioneta que llevó la carga, el sábado en horas de noche, con rumbo a Valledupar, como pudo comprobarlo Zona Cero.

Solo hasta que el monumento fue instalado personalmente por Vásquez, el pasado domingo en la tumba del artista, pudieron hacer pública la información. “No quiero dar muchos detalles porque estas son cosas del trabajo y la verdad no quiero contar muchas cosas porque quiero reservarlas”, agregó el modesto artesano.

El monumento además fue instalado con dos jarrones en mármol negro elaborados bajo medida para que sus familiares y seguidores puedan llevarle flores al artista vallenato en el lugar donde reposan sus restos.

Visteo en ZonaCero